Bookmarks
Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Carta a quien no crea que Cristo es Dios

#1
Introducción

La introducción no la haremos nosotros, sino que, la hará Juan, el Apóstol, y San Pablo

Rom 9:1 Digo la verdad en Cristo, no miento, - mi conciencia me lo atestigua en el Espíritu Santo -,
Rom 9:2 siento una gran tristeza y un dolor incesante en el corazón.
Rom 9:3 Pues desearía ser yo mismo anatema, separado de Cristo, por mis hermanos, los de mi raza según la carne,
Rom 9:4 - los israelitas -, de los cuales es la adopción filial, la gloria, las alianzas, la legislación, el culto, las promesas,
Rom 9:5 y los patriarcas; de los cuales también procede Cristo según la carne, el cual está por encima de todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén.


Jua 10:33 Le respondieron los judíos: «No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios
Jua 10:34 Jesús les respondió: «¿No está escrito en vuestra Ley: Yo he dicho: dioses sois?
Jua 10:35 Si llama dioses a aquellos a quienes se dirigió la Palabra de Dios - y no puede fallar la Escritura -
Jua 10:36 a aquel a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo, ¿cómo le decís que blasfema por haber dicho: "Yo soy Hijo de Dios"?
Jua 10:37 Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis;
Jua 10:38 pero si las hago, aunque a mí no me creáis, creed por las obras, y así sabréis y conoceréis que el Padre está en mí y yo en el Padre
Jua 10:39 Querían de nuevo prenderle, pero se les escapó de las manos.


Jua 17:20 No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí,
Jua 17:21 para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.


Rom 1:16 Pues no me avergüenzo del Evangelio, que es una fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree: del judío primeramente y también del griego.
Rom 1:17 Porque en él se revela la justicia de Dios, de fe en fe, como dice la Escritura: El justo vivirá por la fe.
Rom 1:18 En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad en la injusticia;
Rom 1:19 pues lo que de Dios se puede conocer, está en ellos manifiesto: Dios se lo manifestó.
Rom 1:20 Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad, de forma que son inexcusables;
Rom 1:21 porque, habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, antes bien se ofuscaron en sus razonamientos y su insensato corazón se entenebreció:
Rom 1:22 jactándose de sabios se volvieron estúpidos,
Rom 1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una representación en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles.
Rom 1:24 Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos;
Rom 1:25 a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.
Rom 1:26 Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza;
Rom 1:27 igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío.
Rom 1:28 Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, entrególos Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene:
Rom 1:29 llenos de toda injusticia, perversidad, codicia, maldad, henchidos de envidia, de homicidio, de contienda, de engaño, de malignidad, chismosos,
Rom 1:30 detractores, enemigos de Dios, ultrajadores, altaneros, fanfarrones, ingeniosos para el mal, rebeldes a sus padres,
Rom 1:31 insensatos, desleales, desamorados, despiadados,
Rom 1:32 los cuales, aunque conocedores del veredicto de Dios que declara dignos de muerte a los que tales cosas practican, no solamente las practican, sino que aprueban a los que las cometen.

Rom 9:16 Por tanto, no se trata de querer o de correr, sino de que Dios tenga misericordia.
Rom 9:17 Pues dice la Escritura a Faraón: Te he suscitado precisamente para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea conocido en toda la tierra.
Rom 9:18 Así pues, usa de misericordia con quien quiere, y endurece a quien quiere.
Rom 9:19 Pero me dirás: Entonces ¿de qué se enoja? Pues ¿quién puede resistir a su voluntad?
Rom 9:20 ¡Oh hombre! Pero ¿quién eres tú para pedir cuentas a Dios? ¿Acaso la pieza de barro dirá a quien la modeló: "por qué me hiciste así"?
Rom 9:21 O ¿es que el alfarero no es dueño de hacer de una misma masa unas vasijas para usos nobles y otras para usos despreciables?
Rom 9:22 Pues bien, si Dios, queriendo manifestar su cólera y dar a conocer su poder, soportó con gran paciencia objetos de cólera preparados para la perdición,
Rom 9:23 a fin de dar a conocer la riqueza de su gloria con los objetos de misericordia que de antemano había preparado para gloria:
Rom 9:24 con nosotros, que hemos sido llamados no sólo de entre los judíos sino también de entre los gentiles...



Contenido

Como podemos ver, en el primer pasaje citado de San Juan, los judíos entendían MUY BIEN que de un tigre, sale un tigre. Es decir, que un Hijo de Dios, sale Dios. Además que en el segundo pasaje, se confirma esta cuestión, pues el Padre y el Hijo SON UNO.
Es decir. Dios tiene una naturaleza humana y otra divina. Una misma substancia. Un solo Dios.

Rom 1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una representación en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles.

Algunos dicen, Dios es espíritu, y ciertamente, lo es, pero también tiene su naturaleza humana.

Heb 1:1 Muchas veces y de muchos modos habló Dios en el pasado a nuestros Padres por medio de los Profetas;
Heb 1:2 en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien instituyó heredero de todo, por quien también hizo los mundos;
Heb 1:3 el cual, siendo resplandor de su gloria e impronta de su sustancia, y el que sostiene todo con su palabra poderosa, después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
Heb 1:4 con una superioridad sobre los ángeles tanto mayor cuanto más les supera en el nombre que ha heredado.
Heb 1:5 En efecto, ¿a qué ángel dijo alguna vez: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy; y también: Yo seré para él Padre, y él será para mi Hijo?
Heb 1:6 Y nuevamente al introducir a su Primogénito en el mundo dice: Y adórenle todos los ángeles de Dios.

Isa 42:6 Yo, Yahveh, te he llamado en justicia, te así de la mano, te formé, y te he destinado a ser alianza del pueblo y luz de las gentes,
Isa 42:7 para abrir los ojos ciegos, para sacar del calabozo al preso, de la cárcel a los que viven en tinieblas.
Isa 42:8 Yo, Yahveh, ese es mi nombre, mi gloria a otro no cedo, ni mi prez a los ídolos.
Isa 42:9 Lo de antes ya ha llegado, y anuncio cosas nuevas; antes que se produzcan os las hago saber.
Isa 42:10 Cantad a Yahveh un cántico nuevo, su loor desde los confines de la tierra. Que le cante el mar y cuanto contiene, las islas y sus habitantes.
Isa 42:11 Alcen la voz el desierto y sus ciudades, las explanadas en que habita Quedar. Aclamen los habitantes de Petra, desde la cima de los montes vociferen.
Isa 42:12 Den gloria a Yahveh, su loor en las islas publiquen.


En Romanos 9, tenemos a aquellos que cuestionan a Dios y sus obras, piden rendición de cuentas al parecer. Por experiencia de los miembros que componen esta Editorial, que aunque vean los destinatarios principales de la presente carta, que en la Biblia dice que Cristo es Dios, aún así, difícil es que lo reconozcan. Pues demasiado ciegos se encuentran ya. En Isaías bien claro está, que Dios no cede su gloria a nadie. Es decir, no cedería su gloria a Cristo, si el Padre y el Hijo, no fueran UNO.

Jua 20:26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.»
Jua 20:27 Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.»
Jua 20:28 Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.»
Jua 20:29 Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.»


Luc 1:67 Zacarías, su padre, quedó lleno de Espíritu Santo, y profetizó diciendo:
Luc 1:68 «Bendito el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo.
Luc 1:69 y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo,
Luc 1:70 como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus santos profetas,
Luc 1:71 que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban
Luc 1:72 haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa alianza
Luc 1:73 y el juramento que juró a Abraham nuestro padre, de concedernos
Luc 1:74 que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor
Luc 1:75 en santidad y justicia delante de él todos nuestros días.
Luc 1:76 Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos
Luc 1:77 y dar a su pueblo conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados,
Luc 1:78 por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, que harán que nos visite una Luz de la altura,
Luc 1:79 a fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de muerte y guiar nuestros pasos por el camino de la paz.»


Irá delante del Altísimo (Dios). Y el Señor Dios de Israel ha visitado y redimido a su pueblo. (No es por Juan, el Bautista que está hablando refiriendo a Altísimo o Señor Dios, sino de Cristo, pues ya se encontraba en el vientre de su madre en este punto. Sabiendo que Zacarías era de la casa de Aaron, por ser sacerdote, y María era de Judá.



Hch 17:24 «El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él, que es Señor del cielo y de la tierra, no habita en santuarios fabricados por manos humanas,
Hch 17:25 ni es servido por manos humanas, como si de algo estuviera necesitado, el que a todos da la vida, el aliento y todas las cosas.
Hch 17:26 El creó, de un solo principio, todo el linaje humano, para que habitase sobre toda la faz de la tierra fijando los tiempos determinados y los límites del lugar donde habían de habitar,
Hch 17:27 con el fin de que buscasen la divinidad, para ver si a tientas la buscaban y la hallaban; por más que no se encuentra lejos de cada uno de nosotros;
Hch 17:28 pues en él vivimos, nos movemos y existimos, como han dicho algunos de vosotros: "Porque somos también de su linaje."
Hch 17:29 «Si somos, pues, del linaje de Dios, no debemos pensar que la divinidad sea algo semejante al oro, la plata o la piedra, modelados por el arte y el ingenio humano.
Hch 17:30 «Dios, pues, pasando por alto los tiempos de la ignorancia, anuncia ahora a los hombres que todos y en todas partes deben convertirse,
Hch 17:31 porque ha fijado el día en que va a juzgar al mundo según justicia, por el hombre que ha destinado, dando a todos una garantía al resucitarlo de entre los muertos.»
Hch 17:32 Al oír la resurrección de los muertos, unos se burlaron y otros dijeron: «Sobre esto ya te oiremos otra vez.»
Hch 17:33 Así salió Pablo de en medio de ellos.
Hch 17:34 Pero algunos hombres se adhirieron a él y creyeron, entre ellos Dionisio Areopagita, una mujer llamada Damaris y algunos otros con ellos.


Gén 1:26 Y dijo Dios: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra.
Gén 1:27 Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó.


Dios hizo al hombre a Imagen suya, y el Hagamos es el Padre, Hijo y Espíritu Santo en 1 solo Dios, Cristo.

Debemos saber con quién hablamos en esta sección del Foro, ¿el motivo? Que lo diga San Pablo mejor:


Efe 1:15 Por eso, también yo, al tener noticia de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestra caridad para con todos los santos,
Efe 1:16 no ceso de dar gracias por vosotros recordándoos en mis oraciones,
Efe 1:17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os conceda espíritu de sabiduría y de revelación para conocerle perfectamente;
Efe 1:18 iluminando los ojos de vuestro corazón para que conozcáis cuál es la esperanza a que habéis sido llamados por él; cuál la riqueza de la gloria otorgada por él en herencia a los santos,
Efe 1:19 y cuál la soberana grandeza de su poder para con nosotros, los creyentes, conforme a la eficacia de su fuerza poderosa,
Efe 1:20 que desplegó en Cristo, resucitándole de entre los muertos y sentándole a su diestra en los cielos,
Efe 1:21 por encima de todo Principado, Potestad, Virtud, Dominación y de todo cuanto tiene nombre no sólo en este mundo sino también en el venidero.
Efe 1:22 Bajo sus pies sometió todas la cosas y le constituyó Cabeza suprema de la Iglesia,
Efe 1:23 que es su Cuerpo, la Plenitud del que lo llena todo en todo.

La Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, es la Plenitud del que lo llena en todo. Es decir, en la Iglesia está su PLENITUD. Por tanto, esperamos que su iglesia, sea la de Cristo, y compruébelo, pues sólo hay una Iglesia, así como hay 1 solo Cuerpo.


Éxo 33:18 Entonces dijo Moisés: «Déjame ver, por favor, tu gloria.»
Éxo 33:19 El le contestó: «Yo haré pasar ante tu vista toda mi bondad y pronunciaré delante de ti el nombre de Yahveh; pues hago gracia a quien hago gracia y tengo misericordia con quien tengo misericordia.»
Éxo 33:20 Y añadió: «Pero mi rostro no podrás verlo; porque no puede verme el hombre y seguir viviendo.»
Éxo 33:21 Luego dijo Yahveh: «Mira, hay un lugar junto a mí; tú te colocarás sobre la peña.
Éxo 33:22 Y al pasar mi gloria, te pondré en una hendidura de la peña y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado.
Éxo 33:23 Luego apartaré mi mano, para que veas mis espaldas; pero mi rostro no se puede ver.»

Sí, Dios tiene un Cuerpo, con muchos miembros, Desde nuestra Editorial, esperamos que no le hayas visto sólo las espaldas, mas no su rostro. No sea cosa que con su mano, haya tapado los ojos del lector.



                No olviden presentarse antes de comentar !

                               Saludos!


                         Equipo de Foro Católico
  


Bookmarks

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)