Bookmarks
Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La garantía dejada por parte de Cristo a la Iglesia que fundó

#1
Comenzaremos con la siguiente cita:

Jua 20:19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros.»
Jua 20:20 Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor.
Jua 20:21 Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.»
Jua 20:22 Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo.
Jua 20:23 A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Jua 20:24 Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Jua 20:25 Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré.»
Jua 20:26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.»
Jua 20:27 Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.»
Jua 20:28 Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.»
Jua 20:29 Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.»
Jua 20:30 Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro.
Jua 20:31 Estas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre.

En este pasaje, Tomás teológicamente representa a todo lector de este texto: aquel que no estaba.
Cristo previo a conferir el poder de perdonar los pecados les dio el Espíritu Santo. Ahora bien, no todos tienen presente qué es lo que hace el Espíritu Santo. Lo diremos con el siguiente pasaje bíblico:

Jua 14:23 Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él.
Jua 14:24 El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me ha enviado.
Jua 14:25 Os he dicho estas cosas estando entre vosotros.
Jua 14:26 Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho.
Jua 14:27 Os dejo la paz, mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón ni se acobarde.
Jua 14:28 Habéis oído que os he dicho: "Me voy y volveré a vosotros." Si me amarais, os alegraríais de que me fuera al Padre, porque el Padre es más grande que yo.
Jua 14:29 Y os lo digo ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis.
Jua 14:30 Ya no hablaré muchas cosas con vosotros, porque llega el Príncipe de este mundo. En mí no tiene ningún poder;
Jua 14:31 pero ha de saber el mundo que amo al Padre y que obro según el Padre me ha ordenado. Levantaos. Vámonos de aquí.»


El Espíritu Santo, el paráclito, enviado por el Padre es quien da testimonio de la verdad, para que aquel que da testimonio de la verdad. Y así como el Príncipe de este mundo (el Anticristo, que por influencia de Satanás opera), no tiene poder sobre Cristo, tampoco sobre el Espíritu Santo. La mentira, sencillamente muere con la verdad, no prevalece.


En otras palabras, cuando se duda del Papa, a ver si es Papa o no lo es, eso es dudar del Espíritu Santo, pues habiéndose reunido los Obispos en un Cónclave para la elección del mismo, en 1 solo Cuerpo. Es el Espíritu Santo quien le ha designado, y no los hombres.
Otro caso es, que habiendo 1 Cuerpo de Cristo, como lo hay, otro grupo diga “nosotros somos el Cuerpo de Cristo” y se designe en forma aparte, un papa, el cual no es papa, pues fue electo con OTRO ESPÍRITU. Es contra-Biblia proceder de esta forma.


Mat 18:19 «Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos.
Mat 18:20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»

En mi nombre ¿Qué significa? En el Cuerpo de Cristo, que es uno solo, en una Iglesia (ver Efesios 4).

Si el lector, es de una postura sedevacante, y además, sigue una doctrina que no es más que una fábula, diciendo como si en el Concilio Vaticano II entraron ángeles al Concilio y salieron demonios por vaya a saber cual evento cósmico, usted no está creyendo en la Biblia, sino en cuentos de hadas. Además de ser una blasfemia contra el Espíritu Santo, por dudar o negar de su accionar.


1Ti 4:6 Su tú enseñas estas cosas a los hermanos, serás un buen ministro de Cristo Jesús, alimentado con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido fielmente.
1Ti 4:7 Rechaza, en cambio, las fábulas profanas y los cuentos de viejas. Ejercítate en la piedad.


Heb 13:9 No os dejéis seducir por doctrinas varias y extrañas. Mejor es fortalecer el corazón con la gracia que con alimentos que nada aprovecharon a los que siguieron ese camino.
Heb 13:10 Tenemos nosotros un altar del cual no tienen derecho a comer los que dan culto en la Tienda.


1Ti 4:1 El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas,
1Ti 4:2 por la hipocresía de embaucadores que tienen marcada a fuego su propia conciencia;

Aquellas personas que generan un sitio y se dedican sólo a hablar mal de la Iglesia Católica, y se hacen llamar católicos, sólo están declarando la guerra a la Iglesia Católica con este proceder, y son automáticamente enemigos declarados de la Iglesia, no porque la Iglesia haya iniciado la guerra, sino porque la han declarado este grupo de personas. No deben comulgar, porque tienen excomunión automática. Siguen cuentos de viejas, fábulas profanas, doctrinas varias y extrañas, doctrinas diabólicas (masónicas), y se entregan a espíritus engañadores, pensando que hay un linaje preconciliar y otro post conciliar. Cuando se imponen las manos el Espíritu Santo es el mismo si éste viene desde los Apóstoles. Algunos que siguen estas doctrinas sedevacantes buscan a ver si la genealogía es distinta. Siendo esto una doctrina protestante, contra-Biblia es esto, diabólica.

1Ti 1:3 Al partir yo para Macedonia te rogué que permanecieras en Éfeso para que mandaras a algunos que no enseñasen doctrinas extrañas,
1Ti 1:4 ni dedicasen su atención a fábulas y genealogías interminables, que son más a propósito para promover disputas que para realizar el plan de Dios, fundado en la fe.
1Ti 1:5 El fin de este mandato es la caridad que procede de un corazón limpio, de una conciencia recta y de una fe sincera.
1Ti 1:6 Algunos, desviados de esta línea de conducta, han venido a caer en una vana palabrería;
1Ti 1:7 pretenden ser maestros de la Ley sin entender lo que dicen ni lo que tan rotundamente afirman.
1Ti 1:8 Sí, ya sabemos que la Ley es buena, con tal que se la tome como ley,
1Ti 1:9 teniendo bien presente que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los prevaricadores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreligiosos y profanadores, para los parricidas y matricidas, para los asesinos,
1Ti 1:10 adúlteros, homosexuales, traficantes de seres humanos, mentirosos, perjuros y para todo lo que se opone a la sana doctrina,
1Ti 1:11 según el Evangelio de la gloria de Dios bienaventurado, que se me ha confiado.




Niegan por tanto el sacerdocio actual, que es el mismo de hace 2000 años, buscando a ver quién le impuso las manos,


2Co 3:1 ¿Comenzamos de nuevo a recomendarnos? ¿O es que, como algunos, necesitamos presentaros cartas de recomendación o pedíroslas?
2Co 3:2 Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres.
2Co 3:3 Evidentemente sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones.
2Co 3:4 Esta es la confianza que tenemos delante de Dios por Cristo.


Hacer cuestiones de judíos (ya que el sacerdocio quedaba remitido sólo a la tribu de Leví), es quebrar la Ley. Hacer cosa de judíos, habiendo conocido el Nuevo Testamento, implica CUMPLIR TODA LA LEY.
Y quien se circuncidó, QUIEBRA LA LEY.


Por tanto, procediendo de estas formas, usted puede hacerse mormón, budista o lo que sea, porque le va a hacer lo mismo con sus pensamientos.


1Co 15:13 Si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucitó.
1Co 15:14 Y si no resucitó Cristo, vacía es nuestra predicación, vacía también vuestra fe.
1Co 15:15 Y somos convictos de falsos testigos de Dios porque hemos atestiguado contra Dios que resucitó a Cristo, a quien no resucitó, si es que los muertos no resucitan.
1Co 15:16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó.
1Co 15:17 Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: estáis todavía en vuestros pecados.
1Co 15:18 Por tanto, también los que durmieron en Cristo perecieron.
1Co 15:19 Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los más dignos de compasión de todos los hombres!
1Co 15:20 ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron.
1Co 15:21 Porque, habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos.


Si alguno dice que hay una interrupción en la Iglesia que Cristo fundó, o que el Papa, elegido en las mismas formas que hace 2000 años, no es más el Papa, y que la Iglesia no es más la Iglesia, está diciendo que el Cuerpo de Cristo no es más el Cuerpo de Cristo, y que Cristo no resucitó porque todo es mentira. VANA ES SU FE!!!!


Por tanto, citaremos las siguientes palabras de San Pablo, previo a nuestro saludo final:

2Co 11:1 ¡Ojalá pudierais soportar un poco mi necedad! ¡Sí que me la soportáis!
2Co 11:2 Celoso estoy de vosotros con celos de Dios. Pues os tengo desposados con un solo esposo para presentaros cual casta virgen a Cristo.
2Co 11:3 Pero temo que, al igual que la serpiente engañó a Eva con su astucia, se perviertan vuestras mentes apartándose de la sinceridad con Cristo.
2Co 11:4 Pues, cualquiera que se presenta predicando otro Jesús del que os prediqué, y os proponga recibir un Espíritu diferente del que recibisteis, y un Evangelio diferente del que abrazasteis ¡lo toleráis tan bien!
2Co 11:5 Sin embargo, no me juzgo en nada inferior a esos «superapóstoles».
2Co 11:6 Pues si carezco de elocuencia, no así de ciencia; que en todo y en presencia de todos os lo hemos demostrado.
2Co 11:7 ¿Acaso tendré yo culpa porque me abajé a mí mismo para ensalzaros a vosotros anunciándoos gratuitamente el Evangelio de Dios?
2Co 11:8 A otras Iglesias despojé, recibiendo de ellas con qué vivir para serviros.
2Co 11:9 Y estando entre vosotros y necesitado, no fui gravoso a nadie; fueron los hermanos llegados de Macedonia los que remediaron mi necesidad. En todo evité el seros gravoso, y lo seguiré evitando.
2Co 11:10 ¡Por la verdad de Cristo que está en mí!, que esta gloria no me será arrebatada en las regiones de Acaya.
2Co 11:11 ¿Por qué? ¿Porque no os amo? ¡Dios lo sabe!
2Co 11:12 Y lo que hago, continuaré haciéndolo para quitar todo pretexto a los que lo buscan con el fin de ser iguales a nosotros en lo que se glorían.
2Co 11:13 Porque esos tales son unos falsos apóstoles, unos trabajadores engañosos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo.
2Co 11:14 Y nada tiene de extraño: que el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz.
2Co 11:15 Por tanto, no es mucho que sus ministros se disfracen también de ministros de justicia. Pero su fin será conforme a sus obras.
2Co 11:16 Digo una vez más que nadie me tome por fatuo; pero, aunque sea como fatuo, permitidme que también me gloríe yo un poco.
2Co 11:17 Lo que os voy a decir, no lo diré según el Señor, sino como en un acceso de locura, en la seguridad de tener algo de qué gloriarme.
2Co 11:18 Ya que tantos otros se glorían según la carne, también yo me voy a gloriar.
2Co 11:19 Gustosos soportáis a los fatuos, ¡vosotros que sois sensatos!
2Co 11:20 Soportáis que os esclavicen, que os devoren, que os roben, que se engrían, que os abofeteen.
2Co 11:21 Para vergüenza vuestra lo digo; ¡como si nos hubiéramos mostrado débiles...! En cualquier cosa en que alguien presumiere - es un locura lo que digo - también presumo yo.
2Co 11:22 ¿Que son hebreos? También yo lo soy. ¿Que son israelitas? ¡También yo! ¿Son descendencia de Abraham? ¡También yo!
2Co 11:23 ¿Ministros de Cristo? - ¡Digo una locura! - ¡Yo más que ellos! Más en trabajos; más en cárceles; muchísimo más en azotes; en peligros de muerte, muchas veces.
2Co 11:24 Cinco veces recibí de los judíos cuarenta azotes menos uno.
2Co 11:25 Tres veces fui azotado con varas; una vez apedreado; tres veces naufragué; un día y una noche pasé en el abismo.
2Co 11:26 Viajes frecuentes; peligros de ríos; peligros de salteadores; peligros de los de mi raza; peligros de los gentiles; peligros en ciudad; peligros en despoblado; peligros por mar; peligros entre falsos hermanos;
2Co 11:27 trabajo y fatiga; noches sin dormir, muchas veces; hambre y sed; muchos días sin comer; frío y desnudez.
2Co 11:28 Y aparte de otras cosas, mi responsabilidad diaria: la preocupación por todas las Iglesias.

Nuestra Editorial también teme que algunos de ustedes, así como la serpiente sedujo a Eva, ustedes también se dejen seducir apartándose de la verdad.
Pues nosotros soportamos las fatigas del día a día, los insultos y demás cuestiones al igual que San Pablo, y si viniera alguno predicando otro Evangelio, como Sergio Rubín diciendo que el secreto de confesión no rige más (lo ha dicho), sin dudas le creerían, pero como somos nosotros, probablemente muchos hagan caso omiso de nuestras palabras. Sin embargo no nos creemos inferiores a aquellos que, alejados de la Iglesia, se hacen llamar a sí mismos “superapóstoles”, anunciando otro Evangelio, con charlatanería barata, utilizando textos recortados de algún dicho de algún santo para referir a que se cortó el papado en algún momento, por una fuerza cósmica que sólo los tontos que no buscan la verdad creerían, teniendo sitios webs hablando mal del Papa, ni tampoco pedimos donaciones como aquellos (que no deben recibir ni 10 cvos. de dólar por mes con suerte), pues lo hacemos gratuitamente.
Porque algunos dicen:
¿que son tradicionalístas????!!!” Nosotros también
¿que son modernistas????!!!!!” Nosotros también
¿que el Papa dijo “esperá 2 minutos que voy al baño y vuelvo????!!!!” decimos una locura, porque nosotros lo decimos todavía más veces que el Papa, debemos tener sistits.


Esperamos que sus preocupaciones sean otras a partir de la lectura de este texto, en vez de andar por ahí prohibiendo alimentos (1Ti 4:3). Y aunque digan que no prohiben alimentos, lo están haciendo, pues no pueden comer ni puré, ni pastel de papa, ni nada que tenga Papa. Ni tampoco la Eucaristía, por no tener presente el Cuerpo de Cristo en su totalidad.


1Co 11:27 Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
1Co 11:28 Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa.
1Co 11:29 Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo.
1Co 11:30 Por eso hay entre vosotros muchos enfermos y muchos débiles, y mueren no pocos.
1Co 11:31 Si nos juzgásemos a nosotros mismos, no seríamos castigados.
1Co 11:32 Mas, al ser castigados, somos corregidos por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.


Insistimos: Quien come y bebe la copa del Señor indignamente, será REO del Cuerpo y de la Sangre del Señor. REO, abandona el Cuerpo de Cristo, queda fuera de la Iglesia y se mete a sedevacantista.


Concluiremos con lo siguiente:


Ma 3:58 Judas les dijo: «Preparaos, revestíos de valor y estad dispuestos mañana temprano para entrar en batalla con estos gentiles que se han coligado contra nosotros para destruirnos y destruir nuestro Lugar Santo.
1Ma 3:59 Porque es mejor morir combatiendo que estarnos mirando las desdichas de nuestra nación y del Lugar Santo.
1Ma 3:60 Lo que el Cielo tenga dispuesto, lo cumplirá.»


Judas, si, y no era Iscariote fue el que dijo estas palabras.


Hch 5:38 Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá;
Hch 5:39 pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios.» Y aceptaron su parecer.


Usted, el lector, ¿piensa que se destruyó la obra de Dios? Porque si es así: USTED ES PROTESTANTE.
  


Bookmarks

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)