Bookmarks
Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

El sedevacantismo, una muestra de la masonería en acción

#1
Introducción

El sedevacantismo es una herejía, la cual sus seguidores, niegan al Papa de la Iglesia Católica básicamente a partir de Pablo VI, sin reconocer al Concilio Vaticano II.
Lo que no saben realmente los sedevacantes es que la Iglesia Católica tiene una gran riqueza en ritos, esto es, formas rituales de celebrar la misa. Algunos quizás con malicia, otros por simple ignorancia. Este Concilio, hizo cambios drásticos sobre el rito latino, que es el rito más difundido en Europa y América, pero no el único en este territorio, ni el único en el mundo. También hubo cambios sobre los otros ritos.
Los dos cambios principales:
1) La introducción de que cada rito tuviera la misa en el idioma predominante local. Antes, las misas eran en latín y la gente ya no entendía el latín y sólo hacían recitaciones. Este es un cambio que verdaderamente Martín Lutero, con propiedad y buenos motivos, había solicitado, pero en 1515 sólo el 10% de la población sabía leer y escribir y las lenguas locales apenas comenzaban a tomar forma en los lenguajes escritos. La Reforma Católica tenía en su espíritu el generar escuelas para la enseñanza religiosa, enseñar a leer y escribir (muy avanzada la idea para el 1540 aproximadamente, cuando surgen estas ideas) pero no se supo aplicarlas, o al menos, no estaban los recursos suficientes para hacerlo.
2) Cambios en la disposición de los asientos, esto es, al menos incorporando filas de asientos en los costados (las parroquias contaban hasta el Concilio Vaticano II sólo 2 filas de asientos y la forma ideal derivada de este Concilio es la forma "circular", es decir, varias filas todas en dirección al altar (con el concepto teológico de la unicidad de Dios, Efesios 4))

Otros cambios fueron hechos también en este Concilio en cada rito, no siendo los cambios efectuados sobre el rito latino, los que prevalecieron en los ritos orientales: por ejemplo en el rito armenio (entre otros ritos) la misa se da de espaldas a la Asamblea en la mayor parte del tiempo, tal como era en el Concilio Vaticano II, la misa en armenio es en cada parroquia armenia en todo el mundo, pues es el lenguaje de la mayoría de los que concurren; habiendo muchas comunidades armenias en todo el mundo.
El rito griego católico, es muy similar al armenio.

Desarrollo del tema:

Luego de haber descripto la situación del origen del sedevacantismo, que son ideas influenciadas por la masonería que mediante la astucia buscan alejar a la feligresía de la Iglesia que Cristo fundó, procederemos a describir características generales de un sedevacante promedio y algunas doctrinas contradictorias que presentan los mismos:

1) Son personas altamente capacitadas en Teología, han recibido mucha instrucción acerca del Magisterio de la Iglesia, pero no conocen la Biblia. Cuestión que la Santa Madre Iglesia rechaza desde su fundación. Pues ésta última, enseña que la Sagrada Tradición de la Iglesia sola, no es suficiente para enseñar la Fe, y la Biblia sola, tampoco; SE ENSEÑA LA BIBLIA CON LA SAGRADA TRADICIÓN JUNTAS.
Esto es por el lógico motivo de los 2000 años de historia, un católico verdadero no debe enseñar sólo la Biblia, sino también su historia, la enseñanza del "boca en boca" y estas dos enseñanzas, van juntas, debemos insistir. Tampoco la Biblia sola, pues la tradición, fundamentada en la Biblia, nos enseña cómo interpretar la Biblia.
2) Creen que todo es milagroso, cuando la Santa Iglesia Católica reconoce los milagros pero con escepticismo, pues posterior a una muy dura investigación un milagro se reconoce como tal, esto es, desde un principio de la Iglesia.
La causa: 
2Ts 2:9 La venida del Impío estará señalada por el influjo de Satanás, con toda clase de milagros, señales, prodigios engañosos,
2Ts 2:10 y todo tipo de maldades que seducirán a los que se han de condenar por no haber aceptado el amor de la verdad que les hubiera salvado.
2Ts 2:11 Por eso Dios les envía un poder seductor que les hace creer en la mentira,
2Ts 2:12 para que sean condenados todos cuantos no creyeron en la verdad y prefirieron la iniquidad.
2Ts 2:13 Nosotros, en cambio, debemos dar gracias en todo tiempo a Dios por vosotros, hermanos, amados del Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para la salvación mediante la acción santificadora del Espíritu y la fe en la verdad.


La Iglesia Católica se distingue desde un principio porque no reconoce cualquier cosa como cuestión milagrosa, ni cualquier aparición como válida. De hecho, la Santa Madre Iglesia no obliga a los fieles a creer en las apariciones, y las mismas, si son aprobadas, es después de un MUY LARGO TIEMPO DE EVALUACIÓN DE LA MISMA. Y éstas, deben ser tomadas como una invitación a rezar, a llevar la Buena Nueva con más fuerza, pues para ello son solamente. No para seguir "el milagro".

3) Creen ser los PORTADORES DE LA VERDAD, y aunque sus dichos no se encuentren en la Biblia ni puedan justificarlo sin malas interpretaciones de dichos de 3ros, igualmente son los PORTADORES DE LA FE, Y SUS PALABRAS DICEN QUE SON LAS DE DIOS.
2Ts 2:3 Que nadie os engañe de ninguna manera. Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición,
2Ts 2:4 el Adversario que se eleva sobre todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios.

El Anticristo, ve la Biblia (lo que lleva el nombre de Dios) y dice "ñá", por eso es protestante, y todo lo que sea objeto de culto, cuestiones de diagramación de los templos, formatos litúrgicos, etc. En el caso del sedevacantismo, procede de igual forma, y éstos tienen excomunión automática (las excomuniones no necesariamente se publican en un diario, pues se procede así cuando son personas públicas). El sedevacante reconoce al Anticristo y al Falso Profeta en el Papa, diciendo que es uno solito. (es decir, señala a un 3ero y dice que no es él. Ignorando un par de pasajes bíblicos:

1Jn 2:18 Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora.
1Jn 2:19 Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros.

2Pe 2:1 Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías perniciosas y que, negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción.

Quizás con estas 2 citas alguno siga negando la realidad, veremos lo que Cristo mismo enseñó:

Mat 24:22 Y si aquellos días no se abreviasen, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos se abreviarán aquellos días.
Mat 24:23 «Entonces, si alguno os dice: "Mirad, el Cristo está aquí o allí, no lo creáis.
Mat 24:24 Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.
Mat 24:25 ¡Mirad que os lo he predicho!
Mat 24:26 «Así que si os dicen: "Está en el desierto", no salgáis; "Está en los aposentos", no lo creáis.
Mat 24:27 Porque como el relámpago sale por oriente y brilla hasta occidente, así será la venida del Hijo del hombre.
Mat 24:28 Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres.


En otras palabras, la Biblia dice que hay muchos falsos profetas, y muchos anticristos. Que andarán diciendo "el Cristo está aquí o allí" cuando Cristo está en un solo lugar, pues solo un Cuerpo tiene y a Dios se le da la gloria en la Iglesia, columna y fundamento de la VERDAD.  (Efe 3, 21 y 1Ti 3, 15)
"Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres". Esto significa teológicamente, que en donde haya un muerto espiritual predicando otro Evangelio que el enseñado por Cristo y las enseñanzas recibidas de los Apóstoles que la han ido transmitiendo a lo largo de la historia, allí sólo habrá pena.

4) Este tipo de doctrinas niegan cuestiones de la HISTORIA DE LA IGLESIA. Por ejemplo, con el Papa Beato Inocencio XI, hubo una trifulca con el rey de Francia que se atribuyó a si mismo el derecho a nombrar obispos (estos obispos nombrados no tienen sucesión apostólica, pues no era Patriarca el rey de Francia como para nombrar uno), por tanto, los "obispos" nombrados por este rey, eran sedevacantes, negaban al Papa y los procedimientos para nombrar Obispos, que la Iglesia establece que es el Patriarca quien lo hace y está en la Biblia esta cuestión.
A su vez, en relación al párrafo anterior. En la Iglesia Católica el Patriarca del rito en cuestión es quien nombra Obispos, siendo el Papa, a su vez, el Patriarca del rito latino por tanto quien nombra obispos en el mundo occidental. En caso de que el Papa no sea Papa desde hace 50 años, a estas alturas, ya no quedan obispos con sucesión Apostólica. No hay un término medio. Este tema, está en la Biblia con la imposición de manos que recibió San Pablo (que los hermanos esperados dicen que San Pablo fue nombrado por Dios en forma directa, sin imposición de manos):

Hch 13:1 Había en la Iglesia fundada en Antioquía profetas y maestros: Bernabé, Simeón llamado Níger, Lucio el cirenense, Manahén, hermano de leche del tetrarca Herodes, y Saulo.
Hch 13:2 Mientras estaban celebrando el culto del Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: «Separadme ya a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.»

En el versículo 1 nos encontramos con que no eran Obispos cualquiera quienes impusieron las manos a Bernabé y San Pablo (Saulo), sino que eran Patriarcas. Sabiendo que, Antioquía tiene su propio Patriarcado, hoy es llamado el Patriarcado de Constantinopla, perteneciente a lo que es la ortodoxia católica (cisma de oriente), siendo el Patriarca de Constantinopla el sucesor directo de San Andrés, el hermano de San Pedro. Por tanto, un Obispo común, no puede nombrar otros Obispos, lo hace el Patriarca. Cualquier duda sobre este punto que tenga un sedevacante que lea esta Editorial, vaya al Obispo más cercano que encuentre, y pregúntele si el Obispo de la ciudad vecina fue quien le nombró Obispo, o si el Papa (en caso de ser rito latino) le ha nombrado Obispo.

5) Un sedevacante está excomulgado automáticamente.
 
La Santa Madre Iglesia no permite que un feligrés comulgue sin propósito de enmienda, y sin identificar el Cuerpo de Cristo. La primera cuestión (propósito de enmienda) consiste en el hecho de querer cambiar, y la segunda (identificar el Cuerpo de Cristo) se sobre entiende que si el sacerdote al dar la comunión dice "el Cuerpo de Cristo" y el comulgante dice "Amén" está identificando al Cuerpo de Cristo en su totalidad. No puede un comulgante decir "El Cuerpo de Cristo, menos el Papa". Queda excomulgado.

El Cuerpo de Cristo tiene muchos miembros, un miembro, no puede decir que es el Cuerpo en su totalidad, porque sólo hay un solo Cuerpo. ¿Esto se encuentra en la Biblia? ¡Sí!

Rom 12:4 Pues, así como nuestro cuerpo, en su unidad, posee muchos miembros, y no desempeñan todos los miembros la misma función,
Rom 12:5 así también nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo cada uno por su parte los unos miembros de los otros.
Rom 12:6 Pero teniendo dones diferentes, según la gracia que nos ha sido dada, si es el don de profecía, ejerzámoslo en la medida de nuestra fe;
Rom 12:7 si es el ministerio, en el ministerio; la enseñanza, enseñando;
Rom 12:8 la exhortación, exhortando. El que da, con sencillez; el que preside, con solicitud; el que ejerce la misericordia, con jovialidad.


1Co 12:14 Así también el cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos.
1Co 12:15 Si dijera el pie: «Puesto que no soy mano, yo no soy del cuerpo» ¿dejaría de ser parte del cuerpo por eso?
1Co 12:16 Y si el oído dijera: «Puesto que no soy ojo, no soy del cuerpo» ¿dejaría de ser parte del cuerpo por eso?
1Co 12:17 Si todo el cuerpo fuera ojo ¿dónde quedaría el oído? Y si fuera todo oído ¿donde el olfato?
1Co 12:18 Ahora bien, Dios puso cada uno de los miembros en el cuerpo según su voluntad.
1Co 12:19 Si todo fuera un solo miembro ¿dónde quedaría el cuerpo?
1Co 12:20 Ahora bien, muchos son los miembros, mas uno el cuerpo.
1Co 12:21 Y no puede el ojo decir a la mano: «¡No te necesito!» Ni la cabeza a los pies: «¡No os necesito!»
1Co 12:22 Más bien los miembros del cuerpo que tenemos por más débiles, son indispensables.
1Co 12:23 Y a los que nos parecen los más viles del cuerpo, los rodeamos de mayor honor. Así a nuestras partes deshonestas las vestimos con mayor honestidad.
1Co 12:24 Pues nuestras partes honestas no lo necesitan. Dios ha formado el cuerpo dando más honor a los miembros que carecían de él,
1Co 12:25 para que no hubiera división alguna en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocuparan lo mismo los unos de los otros.


Nosotros también nos preguntamos tristemente, como hace San Pablo, a ver si una oveja puede decirle al Pastor: "¡No eres el Pastor, nosotros te PASTOREAREMOS!" O PEOR AÚN, estando con el rebaño, pues es su Pastor, que las ovejas le digan "NO ERES DE NUESTRO REBAÑO, NO NOS CUIDES, QUE NOS COMAN LOS LOBOS".

Cristo dio una promesa, que las Puertas del Hades no prevalecerán ante la Iglesia que Cristo fundó
Mat 16:18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Mat 16:19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.»
Mat 16:20 Entonces mandó a sus discípulos que no dijesen a nadie que él era el Cristo.


Lo que ate el Papa, quedará atado, y lo que desate, sencillamente quedará desatado. Punto. 

Hch 5:34 Entonces un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, con prestigio ante todo el pueblo, se levantó en el Sanedrín. Mandó que se hiciera salir un momento a aquellos hombres,
Hch 5:35 y les dijo: «Israelitas, mirad bien lo que vais a hacer con estos hombres.
Hch 5:36 Porque hace algún tiempo se levantó Teudas, que pretendía ser alguien y que reunió a su alrededor unos cuatrocientos hombres; fue muerto y todos los que le seguían se disgregaron y quedaron en nada.
Hch 5:37 Después de éste, en los días del empadronamiento, se levantó Judas el Galileo, que arrastró al pueblo en pos de sí; también éste pereció y todos los que le habían seguido se dispersaron.
Hch 5:38 Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá;
Hch 5:39 pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios.» Y aceptaron su parecer.


Preguntaremos a los sedevacantistas entonces, ¿Hay interrupción en el Papado acaso? Pues de ser así, estarían diciendo que Cristo no es Dios porque la Biblia miente.

Conclusiones

Nuestra Editorial sabe muy bien, que después de sitios como este, habrán muchos otros, que dirán que el Papa no es Papa, y no perdonarán al rebaño, pues alejarán a la gente de Dios. Teniendo el lector presente, que hay muchas formas de perdonar los pecados, y una de ellas, es predicar la Buena Nueva fielmente, refiriéndoles a las personas a ir a un sacerdote, a justificar, a exhortar e incluso amenazar a quien actúe contra Biblia, refiriéndole buenamente y con propiedad y mansedumbre en lo que se encuentra desviado.
Este sitio se construyó con la esperanza puesta en difundir la Palabra, y la Historia de la Iglesia, para dar un espacio de edificación espiritual, de debate y evangelización con los mejores deseos para todos. Esperando que poco a poco, se sanen aquellas heridas espirituales que les han ocasionado gente alejada de la Fe.

Hch 20:29 «Yo sé que, después de mi partida, se introducirán entre vosotros lobos crueles que no perdonarán al rebaño;
Hch 20:30 y también que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí.
Hch 20:31 Por tanto, vigilad y acordaos que durante tres años no he cesado de amonestaros día y noche con lágrimas a cada uno de vosotros.
Hch 20:32 «Ahora os encomiendo a Dios y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y daros la herencia con todos los santificados.
Hch 20:33 «Yo de nadie codicié plata, oro o vestidos.
Hch 20:34 Vosotros sabéis que estas manos proveyeron a mis necesidades y a las de mis compañeros.
Hch 20:35 En todo os he enseñado que es así, trabajando, como se debe socorrer a los débiles y que hay que tener presentes las palabras del Señor Jesús, que dijo: Mayor felicidad hay en dar que en recibir.»

 
Tit 2:11 Porque se ha manifestado la gracia salvadora de Dios a todos los hombres,
Tit 2:12 que nos enseña a que, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, vivamos con sensatez, justicia y piedad en el siglo presente,
Tit 2:13 aguardando la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo;
Tit 2:14 el cual se entregó por nosotros a fin de rescatarnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo que fuese suyo, fervoroso en buenas obras.
Tit 2:15 Así has de enseñar, exhortar y reprender con toda autoridad. Que nadie te desprecie.


Rom 2:17 Pero si tú, que te dices judío y descansas en la ley; que te glorías en Dios;
Rom 2:18 que conoces su voluntad; que disciernes lo mejor, amaestrado por la ley,
Rom 2:19 y te jactas de ser guía de ciegos, luz de los que andan en tinieblas,
Rom 2:20 educador de ignorantes, maestro de niños, porque posees en la ley la expresión misma de la ciencia y de la verdad...
Rom 2:21 pues bien, tú que instruyes a los otros ¡a ti mismo no te instruyes! Predicas: ¡no robar!, y ¡robas!
Rom 2:22 Prohíbes el adulterio, y ¡adulteras! Aborreces los ídolos, y ¡saqueas sus templos!
Rom 2:23 Tú que te glorías en la ley, transgrediéndola deshonras a Dios.
Rom 2:24 Porque, como dice la Escritura, el nombre de Dios, por vuestra causa, es blasfemado entre las naciones.
Rom 2:25 Pues la circuncisión, en verdad, es útil si cumples la ley; pero si eres un transgresor de la ley, tu circuncisión se vuelve incircuncisión.
Rom 2:26 Mas si el incircunciso guarda las prescripciones de la ley ¿no se tendrá su incircuncisión como circuncisión?
Rom 2:27 Y el que, siendo físicamente incircunciso, cumple la ley, te juzgará a ti, que con la letra y la circuncisión eres transgresor de la ley.
Rom 2:28 Pues no está en el exterior el ser judío, ni es circuncisión la externa, la de la carne.
Rom 2:29 El verdadero judío lo es en el interior, y la verdadera circuncisión, la del corazón, según el espíritu y no según la letra. Ese es quien recibe de Dios la gloria y no de los hombres.



Esperamos desde nuestra Editorial que no aparezcan por aquí, pero en caso de que aparezcan:
¿Hay por allí algún lobo vestido de cordero que no perdona al rebaño, que se hace el maestro de la Ley, pero que es luz de los que andan en tinieblas, guía de ciegos y lleva la desesperanza a quien debe llevar la esperanza? ¿Qué tan lejos están las Puertas del Hades?
#2
Dice el foro
«Este tipo de doctrinas niegan cuestiones de la HISTORIA DE LA IGLESIA. Por ejemplo, con el Papa Beato Inocencio XI, hubo una trifulca con el rey de Francia que se atribuyó a sí mismo el derecho a nombrar obispos (estos obispos nombrados no tienen sucesión apostólica, pues no era Patriarca el rey de Francia como para nombrar uno), por tanto, los "obispos" nombrados por este rey, eran sedevacantes, negaban al Papa y los procedimientos para nombrar Obispos, que la Iglesia establece que es el Patriarca quien lo hace y está en la Biblia esta cuestión.»
Respondo
El ejemplo histórico que se relata es el correspondiente al conflicto del Rey Sol, Luis XIV, con el Papa Inocencio XI a raíz de la asamblea general del clero francés en 1681-1682. Para todos los que han estudiado historia, Luis XIV representa la encarnación del absolutismo real, que aspiraba a la preponderancia del Estado sobre la religión. Su tendencia era la supremacía del Rey en unión con la Iglesia nacional, frente al poder y jurisdicción del Papa.
Basándose en algunas concesiones hechas por León X a Francisco I, algunos teólogos y canonistas franceses, como Pithou y Richer, defendieron con tesón ciertas prerrogativas o derechos reales. Uno de estos derechos era el llamado de las regalías, que consistía en que, durante la sede vacante de una diócesis, el rey cobraba las rentas y proveía las parroquias. Luis XIV quiso extender este derecho a todas las provincias recién conquistadas, lo cual dio principio a una lucha enconada.
El colmo lo puso la asamblea general del clero de 1681-1682, la cual, en primer lugar, reconoció el derecho de regalía de la Corona, con la extensión de Luis XIV; pero, lo que fue más grave, proclamó los cuatro principios del galicanismo, las llamadas libertades galicanas. Según ellos, a S. Pedro y a sus sucesores les fue entregada la potestad en lo espiritual, no en lo civil; además, persisten los decretos del Concilio de Constanza sobre la superioridad de los Concilios sobre el Papa; de aquí que el uso del poder pontificio debe ser regido por los cánones, pero juntamente deben ser admitidas las costumbres tradicionales de la Iglesia de Francia; aun en las cuestiones de fe, el Papa no es infalible, si no se añade el consentimiento de la Iglesia.
Inocencio XI protestó contra los cuatro artículos y comenzó a negar la confirmación a los nuevos obispos que habían tomado parte en la asamblea de 1681-1682. Con esto sucedió que en 1688 eran 35 las sedes episcopales vacantes. La lucha se fue haciendo cada día más intensa. Después de morir Inocencio XI, le sucedió en el oficio Papal Alejandro VIII quien volvió a condenar los cuatro principios del galicanismo. Su sucesor, Inocencio XII insistió en lo mismo. Por esto, al fin Luis XIV se vio obligado a ceder. Así, pues, en 1693 declaró que retiraba el edicto sobre la ejecución de los cuatro artículos galicanos. Por otra parte, los obispos que habían participado en la asamblea general mostraron al Papa su arrepentimiento, y sólo entonces recibieron la aprobación pontificia.

Ahora bien, de esto se desprenden los siguientes elementos:
a) La herejía galicana y regalista consiste en afirmar que los reyes (en este caso el Rey de Francia) pueden nombrar obispos para las diócesis vacantes sin necesidad de ser confirmados por el Papa.
b) Por tanto, quienquiera que diga, que habiendo un Papa legítimo vivo en la Iglesia, se pueden consagrar nuevos obispos sin la aprobación del Romano Pontífice, incurre en galicanismo, y es hereje.
c) Por el contrario, si la Sede Papal está vacante, es decir, la Iglesia se encentra en un interregno, donde no hay Papa vivo en funciones, no es galicanismo, ni es herético, que los obispos católicos (que fueron aprobados por el último Papa válido) nombres y consagren nuevos obispos para garantizar la continuidad de la sucesión apostólica. ¿De dónde saco eso? De la historia de la Iglesia.
El cónclave papal que aconteció entre el 29 de noviembre de 1268 y el 1 de septiembre de 1271, desde la muerte del papa Clemente IV hasta la elección de Gegorio X, fue el más largo en la historia de la Iglesia Católica, con un interregno, es decir, con Sede vacante durante 34 meses; casi tres años sin Papa. En aquella crisis de tres años (entre 1268 y 1271) y “con el fin de que los sacerdotes y fieles no quedasen sin pastores, se eligieron y consagraron obispos para llenar las sedes vacantes. En este tiempo hubo, al menos, 21 elecciones y consagraciones en varios países.
Es decir: durante esos tres años sin Papa, no sólo se consagraron obispos válida y legítimamente, sino que, además, estos nuevos obispos ejercieron una jurisdicción de suplencia gobernando diócesis importantes, debido al estado de necesidad en la Iglesia, puesto que no había Papa, única fuente de la que emana toda jurisdicción. No obstante, una vez elegido el nuevo Papa legítimo, Gregorio X, dichos obispos, como católicos que eran, se sometieron de inmediato a él para que ratificara o no su jurisdicción.
En Il Nuovo Osservatore Cattolico de Stephano Filiberto, doctor en historia eclesiástica, se citan algunos nombres de esos obispos y las diócesis en que ejercieron plena jurisdicción. Como resultado de su investigación, escribe Stephano: «Lo más importante de este precedente histórico es que todas estas consagraciones episcopales fueron ratificadas posteriormente por el papa Gregorio X, y, por consiguiente, afirmó su licitud
He aquí algunos obispos consagrados durante la vacancia de la Sede Apostólica y las sedes episcopales donde ejercieron la jurisdicción de suplencia:
  1. en Avranches (Francia): Radulfus de Thieville, en noviembre de 1269;
  2. en Aleria (Córcega): Nicolaus Forteguerra, en 1270;
  3. en Antivari (Epiro, noroeste de Grecia): Caspar Adam, O.P., en 1270;
  4. en Auxerre (Francia): Erardus de Lesinnes, en enero de 1271;
  5. en Cagli (Italia): Jacobus, el 8 de septiembre de 1270;
  6. en Le Mans (Francia): Geoffridus d’Asse, en 1270;
  7. en Cefalu (Sicilia): Petrus Taurs, en 1269;
  8. en Cervia (Italia): Theodoricus Borgognoni, O.P., en 1270.
Hasta aquí la cita extraída del libro de Stephano.
Pues bien, si en aquella Sede vacante de casi tres años fue totalmente lícito que se consagraran nuevos obispos y que estos ejercieran la jurisdicción para la salvación de las almas, que más tarde confirmaría el nuevo Papa, Gregorio X, cabe preguntarse legítimamente ¿No es necesario, con más razón hoy, que no hay papa y apenas obispos -porque el herético está depuesto de todo cargo eclesial- la consagración de obispos válidos para atender al fin primario de la Iglesia? Es evidente que sí; y también que podrían gozar de una jurisdicción de suplencia sujeta a la ratificación del Papa legítimo cuando Cristo, vida nuestra, quiera que lo haya.
Por lo tanto, queda refutado por inexacto, impreciso y falso, por equiparar los nombramientos de obispos franceses EN CONTRA DEL PAPA Inocencio IX (actitud cismática galicana) y los nombramientos de obispos en el actual período de Sedevacante (1958-…) no EN CONTRA del Papa, sino ESTANDO AUSENTE el Papa.
Afirmar a secas que consagrar obispos en sedevacante es cismático, equivale a la blasfema y herética afirmación de que el papa Gregorio X aprobó el cisma cuando afirmó la licitud de las consagraciones episcopales realizadas en la Sedevacante 1268-1271.
Si se objeta que aquella fue una sedevacante corta, de apenas 3 años, y la de hoy es larga, pues ya tiene unos 62 años, respondemos con el axioma teológico «ni más ni menos cambia la especie; un cambio de grado no afecta el principio». Si la Iglesia no fallo o perdió la perpetua sucesión papal por una vacancia de tres años y siete meses, entonces la Iglesia no fallara o perderá la sucesión papal perpetua durante una vacancia de 60 o más años. El principio es el mismo, a menos que exista una enseñanza específica de la Iglesia que declare un límite al interregno papal. Pero no existe tal enseñanza. Quien afirme lo contrario, lo retamos a que lo demuestre.

Dice el foro: «A su vez, en relación al párrafo anterior. En la Iglesia Católica el Patriarca del rito en cuestión es quien nombra Obispos, siendo el Papa, a su vez, el Patriarca del rito latino por tanto quien nombra obispos en el mundo occidental.»
Respondo:
El afamado teólogo, Eugene Berry, en su obra «La Iglesia de Cristo», página 233, nos dice:

Cita:«La autoridad del Romano Pontífice para constituir obispos para todas las partes de la Iglesia puede ejercerse directamente mediante nombramientos personales o indirectamente delegando a otros, ya sea por ley o por costumbre aprobada, para elegir personas para el oficio episcopal. El primer método es de uso general en la actualidad, al menos en la Iglesia occidental; y el otro fue común en épocas anteriores y se practica hasta cierto punto incluso hoy.»

Mons. G. Van Noort en su libro «Teología Dogmática», Volumen 2, Página 323, explica el proceso aún más:
Cita:«Afirmación 4: Los obispos, para poder ejercer jurisdicción sobre sus rebaños, deben ser adoptados por la autoridad del Papa.
Ahora se debe discutir la forma en que se establecen los obispos individuales. Aunque el oficio episcopal es algo establecido por Dios, es bastante obvio que los gobernantes individuales de las diócesis individuales no son establecidos directamente por Dios, sino por los hombres. En esta coyuntura no estamos preguntando de quién los obispos reciben su jurisdicción..., sino qué se requiere para que funcionen realmente como pastores de su diócesis y ejerzan su jurisdicción allí. Para poder hacer esto, declaramos, deben ser adoptados por la autoridad del Sumo Pontífice. Adopción (assumptio) es una forma abreviada de "adopción o asunción en el cuerpo corporativo de los pastores de la Iglesia". Designa el factor por el cual la admisión formal de un candidato seleccionado o elegido llega a su conclusión final. Usamos la frase "por la autoridad del Papa" para indicar que no se requiere necesariamente una intervención directa y personal del Papa. Siempre que la adopción sea realizada por alguien a quien el Papa le haya encomendado la tarea (independientemente de la forma precisa en que el Papa le haya encargado que lo haga), o de acuerdo con los reglamentos ya establecidos o aprobados por el Papa. Al decir que la adopción papal es necesaria, no queremos decir que sea simplemente necesaria debido a la ley eclesiástica actualmente en vigor; queremos decir que es necesario por la misma ley divina. Aunque esta necesidad nunca se ha definido explícitamente, se sigue absolutamente de los principios católicos.»

Tenga en cuenta que "la autoridad del Papa" puede ser llevada a cabo por "alguien a quien el Papa haya confiado la tarea", o bien "de acuerdo con las regulaciones ya establecidas", o incluso por “[las regulaciones] aprobadas por el Papa”. Mons. G. Van Noort discute la historia de cómo se eligen los obispos (Vol. 2, pág. 324):

Cita:«Se plantea la objeción: en la antigüedad, los papas no intervinieron de ninguna manera en la selección de obispos. Se concede que no siempre intervinieron directamente y por consentimiento explícito; que no intervinieron en absoluto, ni siquiera mediata y por consentimiento legal, lo negamos. En ausencia de testimonio histórico, es ciertamente imposible probar esta afirmación directamente.

Aún así, teniendo en cuenta los principios católicos, es bastante justo reconstruir el proceso de la siguiente manera. Los apóstoles y sus ayudantes principales, de acuerdo con el consentimiento y la voluntad de Pedro, seleccionaron a los primeros obispos y decretaron que, a partir de entonces, cuando las sedes quedaran vacantes, la vacante debería ser atendida de alguna manera satisfactoria, y de una manera que al menos no sería sin la intervención de los obispos vecinos. Por lo tanto, como a menudo, de acuerdo con este proceso, establecido con la aprobación de Pedro, se constituyó un nuevo obispo en la Iglesia primitiva, la autoridad de Pedro ratificó implícitamente esa selección. Más tarde, cuando los asuntos eclesiásticos fueron arreglados con más precisión por la ley positiva, los patriarcas en las iglesias orientales y los metropolitanos en las iglesias occidentales solían establecer los obispos; pero lo hicieron sólo en virtud de la autoridad de la Sede Apostólica por la cual ellos mismos habían sido establecidos, aunque de diversas formas. Finalmente, en los siglos posteriores la cuestión del establecimiento de obispos se planteó de diferente manera; de hecho, de tal manera que en la iglesia latina especialmente, se requirió la intervención directa del pontífice romano. Para más detalles sobre este asunto, consulte a los canonistas

Debe quedar claro que incluso los medios por los cuales se elige a un obispo pueden decidirse "de diversas maneras" siempre que sea "únicamente en virtud de la autoridad de la Sede Apostólica por la que ellos mismos han sido establecidos". A continuación, exploraremos algunos de esos medios, como se indica o conoce de la historia.

La elección de un obispo por un patriarca (o de un metropolitano en Occidente) es la forma más obvia en la que la voluntad implícita del Papa de que un hombre en particular sea elegido obispo y "adoptado (o asumido) en la corporación cuerpo de los pastores de la Iglesia" se puede expresar, incluso en ausencia total de un Papa, y afortunadamente no creo que sea necesario probarlo aquí. Pero, ¿cuánto tiempo pueden permanecer fieles los Patriarcas reconocidos por un Papa verdadero bajo uno falso, y cuánto tiempo antes de que todos sean reemplazados por nuevos Patriarcas que no están reconocidos por un Papa verdadero?

Pero la historia confirma que ha habido una serie de métodos por los cuales la Iglesia (con la autoridad del Papa) ha elegido obispos, muchos de los cuales no requirieron la participación activa de un Papa. Y esto es así a pesar de la doctrina (siendo por tanto una doctrina siempre cierta) que el Papa elige a los obispos.

En los primeros días de la Iglesia (al menos los primeros cinco siglos más o menos), una variedad de costumbres locales fueron simplemente aceptadas tácitamente. Varios obispos aprobados de la Iglesia reconocerían los resultados de varios procedimientos mediante los cuales los hombres fueron elegidos para ser obispos y, por lo tanto, podrían consagrar y aprobar (legitimar) a los hombres así consagrados como obispos de la Iglesia. Los "diversos procedimientos" distintos de los nombramientos papales o patriarcales incluían cosas tales como elecciones de la gente de la diócesis, elecciones del clero, recomendaciones de abades religiosos o hechas por el obispo precedente (seleccionando al coadjutor), nominaciones por príncipes seculares con quienes el obispo negociaba rutinariamente asuntos que afectaban tanto a la Iglesia como al Estado, o la selección por parte de los obispos vecinos. Una instantánea de cómo eran las cosas en estos primeros tiempos está documentada por el P. Eugene Berry (en «La Iglesia de Cristo», página 204):

Cita:«II. San Jerónimo. En 376, el mismo San Jerónimo consultó al Papa Dámaso sobre un asunto relacionado con la iglesia en Antioquía, donde se estaba produciendo un cisma, con tres aspirantes al trono episcopal.

Dice [en su Epístola ad Damasum]: “La iglesia aquí está dividida en tres partes, cada una tratando de atraerme a su lado... Pero yo grito: me uniré a quien esté en unión con la silla de Pedro. Melitius, Vitalis y Paulinus afirman estar en unión contigo. Si solo uno de ellos afirmara esto, podría creerle, pero tal como están las cosas, al menos dos, y quizás todos, mienten. Por lo tanto, Ruego a Su Bendición... que me informe por carta con quién debo comunicarme aquí en Siria”.»

Tres grupos diferentes dentro de la Iglesia en Antioquía habían elegido cada uno a alguien para ser el obispo de Antioquía, y aunque el Papa ya había aceptado tácitamente a uno de ellos, San Jerónimo todavía necesitaba escribir directamente al Papa para averiguar cuál era. (El Papa se puso del lado de Paulinus.) Tales condiciones eventualmente se rectificarían si el Papa directamente o mediante un representante elegido tomara y aprobara las elecciones. Aunque la práctica de dejar el proceso de selección a varias costumbres locales dio paso gradualmente a procedimientos controlados más rígidamente, los obispos aún podían ser seleccionados durante los tiempos de la Sede Vacante o en circunstancias de separación física e incomunicación involuntaria con el Papa o Patriarca (o Metropolitano) autorizado para nombrar obispos.

En nuestros días, algunos de estos medios alternativos deberán considerarse aceptables. La Teología Católica enseña que una ley que se vuelve físicamente imposible de cumplir deja de tener fuerza moral o legal. En resumen, debido a que no es razonable insistir en requerir la aprobación personal de un Papa (o Patriarca aprobado por el Papa) durante una vacante papal tan prolongada, tendría que ser absolutamente legal que los obispos aprobados antes de 1958, transmitan su propio estatus legal a sus descendientes en el episcopado.

Un último punto también merece ser discutido, como lo señaló Mons. G. Van Noort (vol. 2 páginas 152-253):

Cita:«Escolio 1. ¿Cómo se puede probar que tal o cual obispo es un sucesor legítimo de los apóstoles?
... Puede preguntarse entonces: “¿Cómo puede estar seguro de que este o aquel obispo debe contarse como sucesor legítimo de los apóstoles?”... —Ahora se proponen dos métodos para probar que tal o cual obispo es legítimo sucesor de los apóstoles.
a. El primer método consiste en demostrar mediante documentos históricos que el hombre en cuestión está conectado con uno de los apóstoles originales por una línea ininterrumpida de predecesores en el mismo oficio. También hay que probar que en esta línea total ninguno de sus predecesores adquirió ilícitamente su cargo o, aunque lo haya adquirido legítimamente, nunca lo perdió. ... El cristianismo tiene casi 2000 años. De hecho, en muchos casos sería absolutamente imposible proceder en este sentido debido a la falta de pruebas documentales.
b. El segundo método es bastante breve. Primero se ubica al sucesor legítimo del hombre a quien Cristo mismo estableció como cabeza y líder de todo el colegio apostólico. Una vez hecho esto, podemos averiguar si el obispo en particular bajo escrutinio está unido al sucesor de Pedro y es reconocido por él como un sucesor genuino en el oficio apostólico. Es bastante fácil investigar estos dos puntos; también es un método de procedimiento perfectamente satisfactorio.»

En circunstancias de Sede Vacante, y especialmente en un período prolongado en el que algunos obispos son nombrados y consagrados en ausencia de un Papa, los dos métodos pueden combinarse. Comience con el segundo método, remontándose a la última vez que hubo un Papa, y a la lista de obispos que aprobó. Luego, usando el primer método, pero partiendo de la lista de obispos aprobados por el último Papa en lugar de retroceder hasta los Apóstoles originales (lo cual sería poco realista si fuera posible), uno simplemente avanza, siguiendo las líneas aprobadas por esos obispos apostólicos, excluyendo a los que hayan desertado de la Fe. Dado que los obispos del Novus Ordo han desertado hacia una nueva religión, esto deja solo a nuestros conocidos obispos tradicionales que provienen de líneas apostólicas, junto con los pocos obispos de rito oriental (identidades inciertas) que aún no habrían ido "más allá del límite" en la deserción.

Dice el foro
«En caso de que el Papa no sea Papa desde hace 50 años, a estas alturas, ya no quedan obispos con sucesión Apostólica. No hay un término medio.»

Respondo
Niego totalmente la afirmación. Repetimos que en sedevacante la Iglesia no desaparece, ni defecciona, ni muere. La Iglesia es indefectible hasta la Parusía, durante la Sede Romana plena y durante la Sede Romana vacante. Siempre! La Iglesia Católica en el período 1958-2020, nunca dejó de tener obispos válidos y legítimos que representaron el remanente fiel católico que resistió la impostura de la Nueva Secta Modernista del Vaticano II.

Dice el foro
«Por tanto, un Obispo común, no puede nombrar otros Obispos, lo hace el Patriarca.»

Respondo
«Un Obispo común, no puede nombrar otros Obispos», habiendo Papa válido reinando en Roma: concedo; habiendo sedevacante: niego, y ya quedó demostrado anteriormente.

Dice el foro
«Cualquier duda sobre este punto que tenga un sedevacante que lea esta Editorial, vaya al Obispo más cercano que encuentre, y pregúntele si el Obispo de la ciudad vecina fue quien le nombró Obispo, o si el Papa (en caso de ser rito latino) le ha nombrado Obispo.»

Respondo
Esta recomendación es la prueba de la inocencia e ingenuidad de su autor. Esto nos demuestra que no escribe por malicia, sino por ser víctima del engaño, porque el malvado estudia más la cuestión para poder confundir a los incautos, pero estas palabras parecen dichas por un niño que en su imaginario no entiende ciertas y determinadas cosas elementales.

Si una persona hace el experimento que se sugiere, cuando vaya a visitar al «Obispo» más cercano que encuentre (si por «Obispo» se refiere a los obispos modernistas de la secta del Vaticano II), lo más probable es que no encuentre a un obispo válidamente consagrado, porque el nuevo ritual romano de consagración episcopal inventado por Pablo VI e impuesto por él a su secta conciliar en 1968 es absoluta y enteramente nulo e inválido, por defectos de forma e intención. Los mejores teólogos católicos y liturgistas así lo han demostrado. O sea, que a los efectos prácticos la secta conciliar es como la secta anglicana: una gran mistificación sin sucesión apostólica válida. No solo no tienen la doctrina apostólica (pues son herejes modernistas) sino que tampoco tienen la sucesión apostólica.

Por otra parte, si la persona que decide hacer el experimento de ir en busca del obispo más cercano, se encuentra con un obispos católico sedevacantista, entonces sí, además de estar en presencia de un legítimo y válido sucesor de los apóstoles, también estará presenciando un obispo que fue consagrado como aquellos 21 durante el interregno 1268-1271, y que al igual que aquellos no desean otra cosa que someterse al próximo Papa válido que tenga la Iglesia Católica.
#3
Estimado David Martinez,


Esta Editorial no sabe cómo responderle a un hipócrita.

En primer lugar, es necesario que responda ¿Puede alguien cualquiera que se haga llamar "Católico pre-Concilio Vaticano II" salir a opinar acerca de cuestiones eclesiásticas sin permiso de sacerdote, Obispo, o el Papa mismo, o alguien del clero como un diácono como mínimo? La respuesta es no.
Hasta Juan Pablo II, sin autorización de algún tipo por parte de autoridad eclesiástica ninguna oveja estaba autorizada a salir a hablar o refutar a nadie sin que tenga una autorización expresa para tal fin (verbal o escrita). Esto implica, editar un libro sin revisión por parte de autoridad eclesiástica hablando acerca de la Iglesia o lo que sea, salir por la calle a evangelizar cual testigo de jeohvá o cualquier cuestión similar.

Junto con el Catecismo de la Iglesia Católica en su edición durante el Pontificado de San Juan Pablo II, sale la indicación de este Papa  de que se podía salir a arguir con personas de credos diferentes, con el Catecismo de la Iglesia Católica (lógicamente con Biblia también, pero en el Catecismo, sabrás que hay innumerables citas en cada número del mismo para aprender acerca de la Fe).
La predicación del Evangelio para una persona que se autodenomina católico preconciliar está remitida únicamente en el ámbito ministerial que le comprenda. Esto es, si está casado, dentro del ministerio del matrimonio, se encuentra obligado a instruir a sus hijos en la Fe pues ese es el compromiso de los padres a la hora de bautizar a los niños fruto del ministerio. Familiares cercanos, siempre honrando padre y madre.
Si es catequista, se presenta como catequista de tal parroquia. Si habla en lenguas, debe acreditarlo, y no venir con doctrinas protestantes diciendo hablo idiomas, debe haber interpretado correctamente la Biblia para acreditarlo, no citó ningún pasaje bíblico. Sabemos muy bien que no es parte del clero católico usted además.

Nosotros construimos este sitio con permiso Papal. Porque seguimos a todos los Papas de la Iglesia Católica desde San Pedro hasta la actualidad, con el Papa Francisco.

Podrá ver autorización Papal pública en el sitio de la agencia de noticias del Vaticano.

https://www.vaticannews.va/es/iglesia/ne...venes.html

Junto con todas las noticias a nivel mundial derivado de estos dichos, de los cuales varios se han burlado.

Esta indicación comprende personas que:
1) Estén en comunión con el Papa y respeten su autoridad como Cabeza (sustituta de Cristo) de la Iglesia.
2) Velen continuamente por ser cada día un poco mejor personas, pidiendo buenos consejos por parte del Espíritu Santo, acudiendo a sacerdotes para sus guías espirituales a ver si están encaminados o no.
3) Saber algo previamente y de fuentes dignas de Fe, para poder transmitirlo a los demás. Pues no debemos recaer en ser guías ciegos que guían a ciegos.


Por último, debemos aclararle, que usted es enemigo declarado de la Iglesia que Cristo fundó, por lo tanto se encuentra excomulgado. Y siendo preconciliar, se debe presentar primero, decir " a mi me autorizó el sacerdote tal a participar de este foro con mi postura sedevacante, el sacerdote que me autorizó es muy muy de Cristo".

Usted podrá ver en nuestro Quienes Somos: cito: https://forocatolico.com/misc.php?page=quienessomos lo que somos, y que respondemos a la Iglesia Católica Romana. Y que no decimos "La verdad está en este sitio", sino que sólo decimos verdades parciales, que al igual que San Pablo, nos ha enseñado.
La verdad pura es Cristo, una persona en forma individual no puede decir "YO SOY EL PORTADOR DE LA VERDAD", porque se encuentra diciendo que él mismo es Dios, tal como se le ha señalado en el texto primero de esta nota Editorial para presentar el tema actual en 2da Tes capítulo 2.

Esperamos que presente antes de seguir participando, quién le autoriza a usted a andar hablando por la calle acerca de religión, considerándose pre-conciliar. 

Asimismo, le informamos que negar el Espíritu Santo en alguien, cuando éste está allí, es pecado de muerte. (Hch 5, 1-13), previniendo que esta cuestión es de los denominados "pecados papales", es decir: pecados que son reservados de confesión al Papa. Decir "el Papa no es Papa", es negar que el Espíritu Santo está en él, o andar hablando a altas horas de la noche a alguien para decirle blasfemo y demás, estando hablando esa persona con el Espíritu Santo, se está blasfemando contra el Espíritu Santo. Esperamos que busque a su Papa sedevacante para proceder conforme al espíritu pre-conciliar que ha manifestado tener a fin de rectificar su situación. Porque si nosotros somos los equivocados, bastará con que autoridad eclesiástica nos muestre razones enviando correo o la forma que quieran contactarse y rectificaremos la situación. Debajo de todas las páginas de este sitio, también está el vínculo de contactarnos. Puede mostrarle este texto al sacerdote de confianza suyo, sin ningún problema.
También informamos, que nos reservamos igualmente el derecho de carta Papal en caso de considerarlo necesario, a ver qué va a opinar el Papa acerca de esta temática.

Debemos recordarle, que si lee el Quienes Somos, podrá notar que nosotros otorgamos un espacio abierto, con el requisito de reconocer que hay una Ley para la participación dentro de este foro. Nosotros hemos leído su quienes somos en su sitio web al momento de invitarle. esperamos que haya procedido de igual forma. Y si no reconoce a la Biblia, o la Ley marcada en ella, por lo menos tendrá que reconocer la ley que rige en este foro. 

Saludos

                             Editorial de Foro Católico
  


Bookmarks

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)