Bienvenido, Invitado
Tienes que registrarte para poder participar en nuestro foro.

Nombre de usuario
  

Contraseña
  





Buscar en los foros

(Búsqueda avanzada)

Estadísticas del foro
» Miembros: 49
» Último miembro: Alcoran
» Temas del foro: 395
» Mensajes del foro: 858

Estadísticas totales

Últimos temas
¿Quién es Jesús? ¿Jesucri...
Foro: Católicos debatiendo con doctrinas diversas y ateos
Último mensaje por: Sebas S.
25-02-2021, 11:43 AM
» Respuestas: 101
» Vistas: 50068
¿Por que Maria?, ¿por que...
Foro: Foro de la Virgen
Último mensaje por: VALENCIA
25-02-2021, 01:08 AM
» Respuestas: 0
» Vistas: 11
ORTODOXOS
Foro: Historia de la Iglesia
Último mensaje por: Editorial
23-02-2021, 01:31 PM
» Respuestas: 0
» Vistas: 10

 
  ORTODOXOS
Enviado por: Editorial - 23-02-2021, 01:31 PM - Foro: Historia de la Iglesia - Sin respuestas

ORTODOXOS
Historia
Hasta que Roma fue capital del Imperio de Occidente, el Papa, obispo de Roma, fue aceptado sin ninguna discusión por los católicos del Imperio de Oriente.
Cuando el Imperio de Occidente cayó en manos de los pueblos bárbaros, el año 476 d.C, los católicos del Imperio de Oriente empezaron a sentirse molestos, siendo más importantes políticamente, en prestar obediencia al obispo de Roma, sin ninguna importancia política. A este hecho de carácter político, se añadió la diferencia cultural entre Roma, profundamente latina, y Constantinopla, capital del Imperio de Oriente, con cultura griega, esclava y árabe.
Poco a poco, las incomprensiones y los malentendidos se fueron ahondando, hasta que el año 1054 el Patriarca de Constantinopla, Miguel Cerulario, rechazó rotundamente la costumbre latina de consagrar panes ázimos, es decir sin levadura, durante la misa. Después de unas pláticas con los representantes del Papa León IX, encabezados por el Cardenal Humberto de Silva Cándido, se llegó a la ruptura completa, mediante mutuas excomuniones.
Doctrina
Igual a la Iglesia Católica. He aquí algunas diferencias:
- El Obispo de Roma, sucesor de Pedro, es el primero entre todos los obispos del mundo.
- El es representante y el vocero de todos los obispos y de toda la Iglesia. Sin embargo, no tiene ninguna autoridad sobre los demás obispos. Es el primero entre iguales (primus Ínter pares).
- Para celebrar la Eucaristía, hay que usar panes con levadura.
- El Espíritu Santo procede solamente del Padre, mientras la Iglesia Católica enseña que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.
Organización
Es parecido a la de la Iglesia Católica. Cada obispo es jefe de su diócesis.


-------
Al 2021 hay muy buenas relaciones entre la Iglesia Católica y las Iglesias Ortodoxas y ambas trabajan en vías de una pronta plena reconciliación.

Imprimir

  NUEVA ERA (NEW AGE)
Enviado por: Editorial - 23-02-2021, 01:25 PM - Foro: Grupos proselitistas organizados - Sin respuestas

NUEVA ERA (NEW AGE)

Historia
La Nueva Era es "el nombre más común utilizado para describir la creciente penetración realizada por el misticismo oriental y oculto en la cultura occidental. Las palabras Nueva Era se refieren a la Era de Acuario, cuyo advenimiento los ocultistas creen que está comenzando, trayendo consigo una era de iluminación y paz. El Movimiento de la Nueva Era abarca varias sectas que enfatizan una experiencia mística (incluyendo la meditación trascendental, la secta de Rajneesh, Eckarnkar, la Iglesia Universal y Triunfante, la misión de la Luz Divina y muchas otras). Los seguidores de varios gurúes, como el difunto Swuami Muktananda, Sai Baba, Baba Ram Dass, Maharishi Mahesh Yogui y el gurú Maharijih, personifican la esencia de los líderes modernos de la Nueva Era. Otros grupos, como el Movimiento Potencial Humano, ejemplificado en Est (o El Foro), Fuente de Vida, Control Mental de Silva, Talleres en la Cumbre, etc.; y muchos (aunque no todos), los partidarios de los distintos métodos de salud holística, representan fielmente el espíritu de la Nueva Era".1
El movimiento como tal surgió en California con la publicación en 1948 del libro de Alice Ann Bailey (1880-1949), titulado "El regreso de Cristo". Desde entonces sus ideas fueron difundiéndose ampliamente y se hicieron patrimonio común de un gran número de asociaciones y movimientos:
Hermandad Blanca Universal, Graal, Ciencia Cristiana, Nuevo Pensamiento, Rosacrucismo, Escuela Unida del Cristianismo, Ciencia de ¡a Mente o Ciencia Religiosa, etc.
'Martin, Walter, La Nueva Era, Minneápolis 1991, pág. 18-19.
Doctrina
1.- Monismo y panteísmo.
Todo el universo constituye un cuerpo viviente. Todos los seres son parientes los unos de los otros, formando una sola familia (Monismo). Dios no es diferente del universo. Todo es Dios (Panteísmo).
2- Religiones orientales.
Ofrecen la explicación última acerca de las relaciones existentes al interior del universo. Este constituye un único orgamismo viviente, que cuenta con dos fuerzas opuestas:
Lo ying es femenino, pasivo, introverso y sintético.
Lo yang es masculino, activo, creativo, extroverso y analítico.
3.- La nueva sicología.
Existe un inconcio colectivo, que representa la experiencia de toda la humanidad y que está presente en cada uno de nosotros. Pues bien, escarbando en lo más profundo de nosotros mismos, descubrimos a Dios, o mejor dicho descubrimos que nosotros mismos somos Dios.
4.- La astrología.
Existen conocimientos secretos, transmitidos de generación en generación por algunos iniciados, que además cuentas con poderes especiales. Estos conocimientos se refieren de una manera especial a la lectura de los astros.
Todos los acontecimientos están escritos en las estrellas.
Los miembros de la Nueva Era están convencidos de que nos encontramos en los umbrales de grandes acontecimientos, puesto que alrededor del año 2000, el sol entrará en una nueva constelación, la del Acuario.
Hubo un tiempo en que el hombre vivió bajo el influjo de la constelación de Tauro y fue la época de los imperios y de las religiones de Mesopotamia; después siguió la constelación de Aries con la religión mosaica; ahora nos encontramos en la
constelación de Piscis con la religión cristiana; con la entrada de la constelación de Acuario, empezará un nuevo orden mundial, una nueva humanidad con una nueva religión, quedando obsoletas todas las demás religiones y maneras de pensar.
Nota:
Para un estudio más completo, véase:
Amatulli Valente, Flaviano, La Iglesia y las Sectas, ¿Pesadilla o reto?, México, 1993, pág. 151-158.
Gaspariano Tela, Cristóbal, La Nueva Era y la Fe Cristiana, México, 1997.

Imprimir