Jacob bendice a sus hijos
Gén 49:1 Jacob llamó a sus hijos y dijo: «Juntaos, y os anunciaré lo que os ha de acontecer en días venideros:
Gén 49:2 Apiñaos y oíd, hijos de Jacob, y escuchad a Israel, vuestro padre.
Gén 49:3 Rubén, mi primogénito eres tú, mi vigor y las primicias de mi virilidad , plétora de pasión y de ímpetu,
Gén 49:4 espumas como el agua: ¡Cuidado, no te desbordes! porque subiste al lecho de tu padre; entonces violaste mi tálamo al subir.
Gén 49:5 Simeón y Leví, hermanos; llevaron al colmo la violencia con sus intrigas.
Gén 49:6 ¡En su conciliábulo no entres, alma mía; a su asamblea no te unas, corazón mío!, porque estando de malas, mataron hombres, y estando de buenas, desjarretaron toros.
Gén 49:7 ¡Maldita su ira, por ser tan impetuosa, y su cólera, por ser tan cruel! Los dividiré en Jacob, y los dispersaré en Israel.
Gén 49:8 A ti, Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano en la cerviz de tus enemigos; inclínense a ti los hijos de tu padre.
Gén 49:9 Cachorro de león es Judá; de la presa, hijo mío, has vuelto; se recuesta, se echa cual león, o cual leona, ¿quién le hará alzar?
Gén 49:10 No se irá de Judá el báculo, el bastón de mando de entre tus piernas. hasta tanto que se le traiga el tributo y a quien rindan homenaje las naciones;
Gén 49:11 el que ata a la vid su borriquillo y a la cepa el pollino de su asna; lava en vino su vestimenta, y en sangre de uvas su sayo;
Gén 49:12 el de los ojos encandilados de vino, el de los dientes blancos de leche.
Gén 49:13 Zabulón habita en la ribera del mar, y es tripulante de barcos, a horcajadas sobre Sidón.
Gén 49:14 Isacar es un borrico corpulento echado entre las aguaderas.
Gén 49:15 Aunque ve que el reposo es bueno, y que el suelo es agradable, ofrece su lomo a la carga y termina sometiéndose al trabajo.
Gén 49:16 Dan juzgará a su pueblo como cualquiera de las tribus de Israel.
Gén 49:17 Sea Dan una culebra junto al camino, una víbora junto al sendero, que pica al caballo en los jarretes y cae su jinete de espaldas.
Gén 49:18 En tu salvación espero, Yahveh.
Gén 49:19 A Gad atracadores le atracan, pero él atraca su retaguardia.
Gén 49:20 Aser tiene pingüe su pan, y da manjares de rey
Gén 49:21 Neftalí es una cierva suelta, que da cervatillos hermosos.
Gén 49:22 Un retoño es José, retoño junto a la fuente, cuyo vástagos trepan sobre el muro.
Gén 49:23 Le molestan y acribillan, le asaltan los flecheros;
Gén 49:24 pero es roto su arco violentamente y se aflojan los músculos de sus brazos por las manos del Fuerte de Jacob, por el Nombre del Pastor, la Piedra de Israel,
Gén 49:25 por el Dios de tu padre, pues él te ayudará, el Dios Sadday, pues él te bendecirá con bendiciones de los cielos desde arriba, bendiciones del abismo que yace abajo, bendiciones de los pechos y del seno,
Gén 49:26 bendiciones de espigas y de frutos, amén de las bendiciones de los montes seculares, y el anhelo de los collados eternos. ¡Sean para la cabeza de José, y para la frente del consagrado entre sus hermanos!
Gén 49:27 Benjamín, lobo rapaz; de mañana devora su presa, y a la tarde reparte el despojo.»


Muerte y entierro de Jacob
Gén 49:28 Todas estas son las tribus de Israel, doce en total, y esto es lo que les dijo su padre, bendiciéndoles a cada uno con su bendición correspondiente.
Gén 49:29 Luego les dio este encargo: «Yo voy a reunirme con los míos. Sepultadme junto a mis padres en la cueva que está en el campo de Efrón el hitita,
Gén 49:30 en la cueva que está en el campo de la Makpelá, enfrente de Mambré, en el país de Canaán, el campo que compró Abraham a Efrón el hitita, como propiedad sepulcral:
Gén 49:31 allí sepultaron a Abraham y a su mujer Sara; allí sepultaron a Isaac y a su mujer Rebeca, y allí sepulté yo a Lía.
Gén 49:32 Dicho campo y la cueva que en él hay fueron adquiridos de los hititas.»
Gén 49:33 Y en habiendo acabado Jacob de hacer encargos a sus hijos, recogió sus piernas en el lecho, expiró y se reunió con los suyos.

Topics
Related Posts

Loading Conversation